Avanza proceso de incorporación de nueva planta desaladora en Arica y Parinacota

En respuesta a las preocupantes proyecciones sobre la disminución de los recursos hídricos en el norte de Chile para el año 2060, se ha dado un paso crucial hacia la mitigación de esta situación. Durante su intervención en el Congreso Acades “Nuevas Fuentes de Agua para Chile”, el Gobernador de Arica y Parinacota anunció que el proceso de incorporación en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la nueva planta desalinizadora para la región ha comenzado, gracias a un convenio suscrito con la sanitaria Aguas Nuevas.

El Gobernador destacó el compromiso y esfuerzo tanto de la empresa sanitaria como de los funcionarios del Gobierno Regional, enfatizando la importancia de avanzar en soluciones que fortalezcan la disponibilidad de agua en una región tan crítica como esta.

Christian Barahona, gerente regional de Aguas del Altiplano del grupo Aguas Nuevas, explicó que el proyecto de desalación tiene como objetivo principal mejorar el servicio de agua potable en la ciudad y asegurar la continuidad del recurso, especialmente en medio de la escasez hídrica provocada por el cambio climático. Esta iniciativa, además de elevar la calidad de vida de las personas, contribuirá a reducir el riesgo de cortes en el suministro.

Desde Fesumin, su Director de Comunicaciones, Victor Riesco comentó que “Chile es un país de contrastes, con una inmensa riqueza en recursos hídricos en el sur y desafíos significativos en el norte debido al cambio climático. Las plantas desaladoras representan una alternativa crucial para garantizar la sostenibilidad de nuestros procesos, evitando la sobreexplotación de nuestros recursos continentales. Aunque es evidente que estos proyectos están motivados por intereses económicos, también es cierto que son indispensables para asegurar el bienestar de nuestra población. Es alentador ver cómo la región de Arica y Parinacota avanza hacia la instalación de esta planta, lo que sin duda beneficiará a sus ciudadanos”.