Royalty a la minería del cobre: Los cambios que la Comisión recogió del Ejecutivo

Los senadores mostraron su preocupación ante la nueva modificación de distribución de fondos a comunas más vulnerables y aquellas que se ven afectadas por la actividad minera.

Preocupación manifestaron los integrantes de la Comisión de Minería y Energía luego de conocer las nuevas indicaciones presentadas por el Ejecutivo al proyecto que establece un royalty a la exploración y explotación del cobre.

El Ministro de Hacienda, Mario Marcel, dio a conocer los cambios realizados a la propuesta que se encuentra en segundo trámite, luego de considerar los comentarios de algunos participantes de distintos actores en la etapa de audiencias que se realizaron.

Marcel mencionó que  “la base del componente variable se cambió, en lugar de determinarse en base a los precios de cobre, ahora lo hará en base a rangos de margen operacional minero; también se elimina o reduce el componente ad valorem para las empresas que enfrenten pérdidas operacionales como producto de su aplicación, y se incluye la depreciación como parte del cálculo del margen operacional minero”.

Entonces, ¿cómo queda el componente ad valorem? Si los productores generan menos de 50 mil toneladas de cobre fino al año, quedan exentos de pago, y si generan más de dichas toneladas, deben pagar un 1%. También quedan exentos cuando tienen margen operacional negativo y si por aplicar el Ad Valorem, el margen operacional es negativo, la tasa se reduce hasta llegar a cero. 

En cuanto al margen operacional, en caso que sea negativo, no procederá el pago de este gravamen. También la escala de tasas se modifica para aplicar el impuesto en función del margen operacional de las empresas mineras, fluctuando entre un 8 y 26%. Y para el cálculo de margen operacional se podrán descontar los gastos propios de la faena productiva, insumos y la depreciación.

Ahora, sobre la distribución de los fondos, los 420 millones a distribuir se componen por un fondo regional para la producción y el desarrollo; un aporte para la investigación y desarrollo a nivel regional; una compensación por externalidades para las comunas mineras, en especial a las que posean faenas de explotadores sujetos a royalty, entre las cuales están la región de Tarapacá, Atacama, Coquimbo, Valparaíso y O’Higgins; y un aporte fiscal al fondo común municipal de las comunas más vulnerables.

Respecto a las preocupaciones, el impacto de los fondos en las rentas regionales generó amplio debate en la sesión. El senador Prohens solicitó que “los dineros no sean per cápita sino que se sumen a lo que se tiene pensado entregar a cada región. Queremos que efectivamente las regiones mineras reciban un 35%”.

Por su parte, los senadores Velásquez y Castro hicieron ver “la importancia del Fondo Común Municipal. Es necesario conocer la distribución de los fondos porque siempre están presentes las luchas entre las comunas y los gobiernos regionales”. A su vez, la senadora Carvajal se sinceró indicando que “este Fondo nunca ha terminado con la inequidad. No queda claro a dónde van los recursos, por eso se necesita tener un desglose de los aportes y su destino”.

Por ahora, se espera que la votación se pueda realizar el día 9 de noviembre para que la norma pase a la comisión de hacienda y de ahí a la sala.