Venta de Caserones a Lundin Mining: Sindicatos de supervisores se declaran en alerta

La semana pasada la Compañía canadiense Lundin Mining anunció la compra del 51% de Lumina Copper, propietaria del yacimiento Caserones ubicado en la Región de Atacama. Esto, tras llegar a un acuerdo con la empresa japonesa JX Nippon Mining & Metals Corporation.

Cabe mencionar que Lundin Mining tendrá, además, derecho a adquirir hasta un 19% adicional de participación en Caserones por US$350 millones durante un período de cinco años a partir del primer aniversario de la fecha de cierre.

En relación a lo anterior, los sindicatos de supervisores de estas compañías son parte de Fesumin, y comparten activamente en sus asambleas y reuniones quincenales de Comité ejecutivo. Es por eso, que hoy los dirigentes comentan sus impresiones sobre esta compra.

El presidente del Sindicato de Supervisores de Lumina Copper, Alex Mieres, señaló que “este proceso de venta es una información que se viene comentando desde hace mucho tiempo, al menos al interior de la Compañía. Esperamos sea un proceso tranquilo y bien pensado, que apunte a la optimización de los procesos de la Compañía, respetando todos los puestos de trabajo y las leyes laborales de todos los trabajadores”.

“El sindicato desde ya se declara en estado de alerta. Esperamos que Lundin haya dejado atrás malas prácticas que tuvo con el Sindicato de Supervisores de Candelaria, sindicato hermano de nuestra Federación. Confiamos en que igual como es el pensamiento de nuestra organización, este sea compartido por el nuevo mandante”, añade. 

“Sabemos que las grandes empresas se construyen con los trabajadores y para eso este sindicato siempre estará disponible. Ahora vendrán los procesos de implementación que llevará adelante Lundin, y esperamos poder reunirnos a la brevedad con ellos”, finalizó.

También, el presidente de Fesumin, y a su vez  Secretario del Sindicato de Supervisores de Caserones, Oscar Villarroel, afirmó que “ya nos hemos reunido con nuestros ahora hermanos (Candelaria y LMC), y la Federación de Supervisores de la Minería Privada de Chile, Fesumin,  para buscar la estrategia de trabajo que proteja fuertemente las fuentes laborales de nuestros asociados”. 

“Asimismo, estamos generando próximamente la coordinación con los Parlamentarios de la región para levantar este tema, que hoy genera incertidumbre respecto al cambio de Ejecutivos de la empresa. La decisión de venta de JX NMM no debe afectar la fuente laboral de nuestros colegas y por eso nos declaramos en estado de alerta permanente”, afirmó Villarroel.

“Queremos invitar a los nuevos controladores de la Compañía a generar instancias de trabajo y dar a conocer su plan de administración del quinquenio y hacia dónde nos dirigimos con Lundin Mining y cuáles son sus planes futuros. Es por ello que queremos transmitir a nuestros colegas que estamos utilizando toda nuestra fuerza social y política en defender los intereses de los trabajadores que son el capital más importante de una empresa, y con ello estar más unidos que nunca en este propósito, ya que su directiva sindical velará por la continuidad y desarrollo de sus asociados”, finalizó.

Por su parte, el Presidente del Sindicato de LMC, Jimmy Cepeda, puntualizó que “creo que puede ser muy beneficioso para los trabajadores del distrito Candelaria y para la comunidad de la región de Atacama la compra de la minera Caserones por parte de Lundin Mining”.

“Como sindicatos de supervisores tenemos alianzas estratégicas entre nosotros, ahora al tener un mismo “empleador” podremos aunar fuerzas buscando las tan ansiadas mejoras laborales y reivindicar nuestra lucha sindical por devolverle la dignificación al trabajo del supervisor minero”, agregó. 

“Debemos encontrar los caminos para trabajar con la comunidad. Estamos conscientes que estamos al debe con muchas personas necesitadas y ahora, esta unión hará que más de 500 supervisores socios de los tres sindicatos que eventualmente tendrá Lundin mining podamos trabajar en conjunto para un beneficio mayor al que podíamos aspirar individualmente”, aseguró Cepeda.

Finalmente, afirmó que “debemos ver lo bueno de juntar las mesas y lo que comenzó como una amistad, ahora ya sería una fraternidad”.

Por ahora, esta compra implica que tres sindicatos de supervisores puedan reforzar esta hermandad que se fraterniza en Fesumin: Sindicato de Supervisores de Lumina Copper, Sindicato de Supervisores de Candelaria y Sindicato de Supervisores de LMC.